El Dr. Fernando Cabanillas no explica como podemos cambiar la historia del cáncer cervical en PR


Columna publicada en el Periódico el Nuevo día el domingo, 26 de enero de 2020 por el Dr. Cabanilla, Director Médico de Auxilio Centro de Cáncer


"Menos cáncer en Puerto Rico"


Hace unas semanas me invitaron al programa radial Fuego Cruzado para conversar acerca de mi nuevo libro, “Consejos de Cabecera 2”, y la primera pregunta que surgió, por parte de Néstor Duprey, fue la siguiente: ¿qué pasa en Puerto Rico que tanta gente se está enfermando de cáncer? 

No es la primera vez que me hacen esta pregunta. Muchos asumirán que estamos en medio de una epidemia causada no sé por qué o por quién. Las teorías de conspiración abundan en nuestra isla y no me extrañaría que pronto alguien me diga que vio una bola de fuego en el cielo enviada por los rusos y que está diseminando un virus cancerígeno. A veces me pregunto si estamos de vuelta en la guerra fría, que poco faltó para que nos derritiera. Ahora, en serio, revisemos las estadísticas.


Lo primero a considerar es si los datos realmente apoyan que la incidencia de cáncer ha aumentado. Cuando analizamos las cifras más recientes del Registro de Cáncer de Puerto Rico, nos topamos con la agradable sorpresa de que los números de cáncer no han aumentado, sino que al contrario, han disminuido modestamente en un 0.1%. Uno de cada 200 habitantes de esta isla anualmente se diagnostica con cáncer.  El promedio de personas que usted conoce (“contactos”) es 600, por tanto se espera que tres de sus contactos se diagnostiquen con cáncer cada año. Además, a través de las redes sociales y los medios de prensa nos enteramos de personas y celebridades que tienen cáncer. Sabemos que esta enfermedad aqueja principalmente a las personas mayores, por tanto, a medida que nuestros contactos envejecen, nos tropezaremos con más personas diagnosticadas con algún tipo de tumor maligno. La impresión de que el cáncer está aumentando es exactamente eso: una impresión, una percepción subjetiva, no una realidad concreta.


Pero si nos concentramos en la incidencia de los diferentes tipos de cáncer, encontramos detalles sumamente interesantes. La frecuencia de algunos tumores tales como el de esófago, pulmón, cerebro, estómago, ovario, próstata y linfoma, ha disminuido entre 1% a 6% del 2012 al 2016. El cáncer de mama ha permanecido estable, sin cambio alguno en frecuencia. Por otro lado, es preocupante que algunos tumores como el de riñón, útero (matriz), tiroides, cérvix (cuello de la matriz), melanoma y páncreas han aumentado entre 1 a 6%. El resultado neto cuando consideramos todos estos tumores en conjunto es que el cambio ha sido prácticamente nulo, porque siete han bajado y seis han subido en frecuencia.

 

Se preguntarán cómo compara esta distribución a la de Estados Unidos, y la contestación es que se asemeja bastante pero con algunas variantes. Por ejemplo, en Estados Unidos el cáncer de hígado fue el que más aumentó en incidencia, mientras que en Puerto Rico el de riñón fue el merecedor de la primera posición. Otro dato interesante es que el cáncer de pulmón en Puerto Rico es tres veces menos común que en el norte.


Ya que sabemos lo que ocurre, ¿qué podemos hacer? Primero, es preciso entender mejor la causa de que algunos tumores estén aumentando en frecuencia. En casos como el de cuello de la matriz está claro que es un virus llamado HPV y para eso contamos ahora con la vacuna Gardasil, muy eficaz para evitar la infección con ese virus. Sin la menor duda, en el futuro observaremos una disminución importante en la incidencia del cáncer del cuello de la matriz, excepto en las hijas de aquellos progenitores que se oponen a las vacunas y que no acaban de aceptar cosas muy obvias como que la tierra es redonda, y que las vacunas son necesarias y beneficiosas. 

Uno de los datos más alarmantes es el gran aumento en cáncer de riñón en Puerto Rico. ¿A qué se debe? La obesidad es uno de los factores de riesgo más importantes en este tipo de cáncer. La obesidad también explicaría el aumento en cáncer de tiroides y útero. De hecho, en los jóvenes millenials, el cáncer de riñón ha aumentado casi cinco veces. Los datos indican que en Puerto Rico la obesidad en jóvenes es mayor que en Estados Unidos. El cáncer de tiroides es siete veces más común en jóvenes que en adultos mayores.  Además, no podemos obviar el rol de factores ambientales. Peñuelas y Guayanilla, pueblos adyacentes, tienen la segunda y tercera incidencias más altas de cáncer en toda la isla. ¿Será pura coincidencia que las cenizas toxicas residen en Peñuelas?

La causa más importante del melanoma es la exposición excesiva al sol. Esto se ha asociado a la pérdida gradual de la capa de ozono en la atmósfera, responsable por el incremento de este tumor en el mundo entero. Sin embargo, hay una nota positiva, y es que, a pesar del aumento en frecuencia de este tumor, su mortalidad está bajando debido a los grandes adelantos recientes en la inmunoterapia. El mejor ejemplo es el expresidente Jimmy Carter. Su melanoma se le extendió al hígado y al cerebro en el 2015 pero sigue vivo, libre de cáncer. 

Hay quien piensa que en términos de la frecuencia de cáncer nuestra situación es más grave que en Estados Unidos. Las últimas cifras indican que allá anualmente se observan poco más de 4 casos de cáncer por cada 1,000 habitantes, comparado con Puerto Rico donde se observan poco más de 3 por cada 1,000. En otras palabras, la incidencia de cáncer en Puerto Rico es casi 25% menor que en Estados Unidos donde se calcula que 4 de cada 10 personas padecerá cáncer en algún momento de su vida. 

Después del huracán María y de los terremotos, muchos puertorriqueños se han marchado. Se nos está vaciando la isla. ¿Qué tal el siguiente slogan para atraerlos?: “Si tu riesgo de cáncer quieres bajar, a Borinquen te debes mudar. ¡Puerto Rico lo hace mejor… y no solo en la corrupción!"


Columna Original publicada en fuente original del Periódico el Nuevo Día accede aquí https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/menoscancerenpuertorico-columna-2542549/?fbclid=IwAR0cDjrSj_-Bl6VBP-plwUrlxKyN-d1nFW5dybcEk9rOH0GPLHnnHLY4tCw

Políticas de Cookies

Políticas de Privacidad

Todos los derechos reservados Las Voces de Rhaiza 2020.